En una galaxia muy, muy cercana, un emperador dispuso que ya no habría más plástico. Con ese aire se publicó el acuerdo gubernativo 189-2019.

En los considerandos se establece que se basan en el artículo 97 de la Constitución. El mismo, para referencia, literalmente dice:

“ARTICULO 97. Medio ambiente y equilibrio ecológico.
El Estado, las municipalidades y los habitantes del territorio nacional están obligados a propiciar el desarrollo social, económico y tecnológico que prevenga la contaminación del ambiente y mantenga el equilibrio ecológico. Se dictarán todas las normas necesarias para garantizar que la utilización y el aprovechamiento de la fauna, de la flora, de la tierra y del agua, se realicen racionalmente, evitando su depredación.”

El artículo 12 de la ley de Protección y Mejoramiento del Medio Ambiente establece que uno de sus objetivos específicos es: “b) La prevención, regulación y control de cualesquiera de las causas o actividades que origine deterioro del medio ambiente y contaminación de los sistemas ecológicos, y excepcionalmente, la prohibición en casos que afecten la calidad de vida y el bien común, calificados así, previo dictámenes científicos y técnicos emitidos por organismos competentes“.

Si bien la ley establece una posibilidad de prohibición excepcional, debemos analizar varios aspectos que quizás no tenemos del todo claros como ciudadanos.

El primero es el formal. La establece que dichas prohibiciones deben basarse en dictámenes científicos y técnicos emitidos por organismos competentes. ¿Cuáles son esos organismos competentes para que el presidente y el ministro de ambiente emitan este acuerdo?

Lo que se prohibió, distinto a lo que dijeron algunos medios, es:

  1. uso y distribución de bolsas plásticas de un solo uso en sus diferentes presentaciones formas y diseños,
  2. pajillas plásticas en sus diferentes presentaciones, formas y diseños,
  3. platos y vasos plásticos desechables en todas sus presentaciones, formas y diseños
  4. mezcladores o agitadores plásticos desechables y
  5. contenedores o recipientes para almacenamiento y traslado de alimentos de plástico desechables o de poliestireno expandido (duroport), en sus diferentes presentaciones, formas y diseños.

Ahora, de “un sólo uso” únicamente las bolsas plásticas. Lo demás “desechable”. Ahora bien, la prohibición es ambigua y vaga, pues de los 7 tipos de plásticos 6 son reciclables. Es decir, únicamente 1 tipo es realmente de “un sólo uso”, porque todo lo demás es reciclable, por lo que puede usarse otra vez y otra vez.  Un estudio hecho en Dinamarca en 2018 determinó el número de veces que una bolsa debe reutilizarse para compensar su impacto ambiental antes de ser utilizada como bolsa de basura y luego descartada, encontró que las bolsas de polipropileno (la mayoría de las bolsas plásticas reutilizables que se encuentran en los supermercados) deben usarse 37 veces, las bolsas de papel deben usarse 43 veces -lo que resulta casi imposible-  y las más dañinas las bolsas de algodón deben usarse 7.100 veces. Allí está el link para el estudio completo.

Es así que debe considerarse que los plásticos son reciclables en su gran mayoría.

plásticos
Clasificación de Plásticos

Por lo tanto, el tema de la prohibición debería revisarse por su conveniencia técnica, que era el punto inicial, para determinar qué estudios utilizaron.

El segundo tema que se deriva es que todo únicamente dice “plástico” y no hay “plástico” sino varios tipos de plásticos. La industria clasifica eso seis de la infografía.

El siguiente tema es el sustento constitucional. Recordemos que la Constitución obliga a que exista una LEY para prohibir algo a las personas. De tal manera, no vemos incompatibilidad en la norma constitucional que exige la ley (emanada del congreso) para prohibir y las facultades presidenciales y del ministro según la ley de mejoramiento del ambiente. Al obtener los dictámenes, deberán utilizar las facultades presidenciales de iniciativa de ley para que el Congreso emita la prohibición. Para ello, los dictámenes técnicos serán vitales.

En este punto de duda constitucional, además de la duda técnica, el sistema republicano exige el cumplimiento de las formas y límites de cada uno de los órganos del Estado. De esa forma, consideramos que el Acuerdo Gubernativo viola el mandato constitucional contenido en el artículo 5.

Estaremos atentos para ver qué sucede.

 

Mario E. Archila M.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: